Una reunión de alto nivel para evaluar nuevos mecanismos de intercambio político se realizó en Beijing, China, en la que participó la delegación del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) integrada por Adán Chávez, Tania Díaz y Saúl Ortega, con el vicepresidente de la Asamblea Popular Nacional del país asiático, Zhang Chunxian.

Además de analizar propuestas para una comunicación fluida y permanente entre las instancias políticas-legislativas, el PSUV y el Partido Comunista Chino evaluaron la creciente cooperación entre las dos naciones y los nuevos desafíos que implican la puesta en marcha del Plan de Recuperación Económica, Crecimiento y Prosperidad, por parte del presidente, Nicolás Maduro, y la iniciativa de La Franja y la Seda, impulsada en esta etapa por el jefe de Estado chino, XI Jinping.

“El desarrollo económico es el método más eficaz para confrontar los ataques imperiales”, aseveró Chunxian, al evaluar junto con la delegación venezolana los efectos perniciosos para la economía y el comercio mundial, reseña nota de prensa del PSUV.

Zhang Chunxian expuso sobre los beneficios de posibles avances de cooperación económica en las áreas de obras e infraestructura, motor de crecimiento económico que según su visión ayudó a levantar la economía china durante la crisis financiera mundial de 2008.

En el área del comercio, el vicepresidente de la Asamblea Popular Nacional de China (máxima instancia de gobierno de ese país) explicó la importancia de futuras nuevas asociaciones con Venezuela para el desarrollo del mega proyecto denominado La Franja y la Seda, que busca retomar las antiguas rutas de la seda del siglo 1 AC y del siglo XIII EC, entre China, India, el mundo árabe y Europa, con el desarrollo de 5 corredores económicos para los cuales Venezuela presenta oportunidades significativas de inversión.

#PONTEpilas