Home / Internacionales / Ola ultraderecha invadió a Brasil.

Ola ultraderecha invadió a Brasil.

FOTO: INTERNET

La ola de la ultraderecha que cabalga el ex capitán militar Jair Bolsonaro, calificado como reivindicador de la última dictadura brasileña “invadió las costas de Río de Janeiro convirtiendo a la ciudad en una postal difícil de creer, ahí donde reina el carnaval”, mostró Página 12, en un trabajo de Gustavo Veiga, periodista, escritor argentino, docente universitario y columnista en diversos medios.

A partir de hoy, la nueva mayoría del gigante geográfico que es la República Federativa de Brasil que encarna Jair Bolsonaro, muestra el 55,1% obtenido en la segunda vuelta , mientras Fernando Haddad, candidato del PT que sustituyó a Lula da Silva, consiguió el 44,90 %, una vez concluido el 100 por ciento del escrutinio.

Refiere el despacho escrito por Veiga,  que Bolsonaro logró el apoyo de 57 millones 795 mil 271 votantes contra los 47 millones 35 mil 345 electores que se identificaron con Fernando Haddad, en un país de 208 millones de habitantes.

El candidato del Partido de los Trabajadores de Brasil, al conocer la derrota, se dirigió a la militancia de su organización y les dijo “Vamos a seguir continuando con la caminata y reconectándonos con los pobres de este país. Cuenten con nosotros, la vida está hecha de coraje”.

Consideró el escritor en Página 12 que “Brasil, más allá de sus fronteras, se identifica ahora con la cara de un dirigente político misógino y xenófobo, que no parece creíble en su moderación impostada de estas horas. Pero se legitimó en los comicios, y si cumple con la mitad de sus frases de campaña, llevará al país más grande de América Latina por un camino oscurantista, de imprevisibles consecuencias. Desde 1945 que un militar no llegaba al gobierno por la vía democrática. El último fue Eurico Dutra. El candidato del PSL (Partido Social Liberal) será el presidente 42º y el octavo desde el fin de la larga dictadura militar (1964-1985).

Finalmente Veiga sostiene que “el mapa político de Brasil tuvo un fuerte corrimiento hacia la derecha más rancia, en su formulación militar, empresaria y evangélica. Una combinación que se expresó durante toda la campaña con altos picos de fundamentalismo. Como si hubiera regresado al país más poderoso de América Latina, la vieja alianza entre la cruz y la espada. Bajo la bendición del capital financiero y el Departamento de Estado de EE.UU, con su arsenal tecnológico volcado a las redes sociales y las iglesias de pastores grandilocuentes dispuestos a realizar una nueva cruzada de la fe”.

 #PONTEpilas

Sobre Carmen Rosa Butto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

psuv-fidel-ernesto-vasavatars-000130139081-7f1ari-t500x500TVes_logotelesurLOGO2AVN_400x400logo yvke mundial_1Logo-COvivetv2003iguana
BANDA ARRIBA