Home / Curiosidades / Excrementos humanos pueden convertirse en biocombutibles.

Excrementos humanos pueden convertirse en biocombutibles.

FOTO: INTERNET

Un grupo de científicos realizaron un proceso que utiliza carbonización hidrotermal para calentar los desechos humanos sólidos crudos en una olla a presión.

El método permite convertirlos en un combustible de biomasa seguro parecido al carbón vegetal y en fertilizante rico en nutrientes, refiere nota de Prensa Latina que cita un estudio publicado este jueves en el Journal of Cleaner Production.

Según los autores del Instituto Zuckerberg para la Investigación del Agua de la Universidad Ben Gurion del Negev, Israel, la reacción que crea el hidrocarburo esteriliza el material de desecho, por lo que es seguro manejarlo.

Los “carbones” se pueden utilizar potencialmente para calentar y cocinar en el hogar, mientras que el subproducto líquido (la fase acuosa) podría usarse como fertilizante, reseña el estudio.

Cifras de la Organización Mundial de la Salud señalan que aproximadamente dos mil 300 millones de personas aún carecen de servicios básicos de saneamiento. De ese total, 892 millones, la mayoría en áreas rurales, defecan al aire libre, apunta la agencia sanitaria.

El director del Instituto Zuckerberg, Amit Gross, manifestó que los excrementos humanos se consideran peligrosos debido a su potencial para transmitir enfermedades.

Si bien son ricos en nutrientes de materia orgánica como nitrógeno, fósforo y potasio, también contienen microcontaminantes de productos farmacéuticos, que pueden provocar problemas ambientales si no se eliminan o reutilizan adecuadamente, añadió.

“Al tratar adecuadamente los desechos humanos, podemos abordar ambos problemas a la vez”, sugirió.

#PONTEpilas

Sobre Eliannys Lopez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

psuv-fidel-ernesto-vasavatars-000130139081-7f1ari-t500x500TVes_logotelesurLOGO2AVN_400x400logo yvke mundial_1Logo-COvivetv2003iguana
BANDA ARRIBA