Home / Mujeres / “Debemos concienciar a ambos sexos para luchar contra sesgos inconscientes”

“Debemos concienciar a ambos sexos para luchar contra sesgos inconscientes”

La experta participa en una iniciativa para aprovechar el talento femenino en la lucha contra el cáncer.

En 2013, Pilar Garrido (Madrid, 1962) se convirtió en la primera presidenta de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM). Especialista en cáncer de pulmón y jefa del Servicio de Oncología Médica del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, está acostumbrada a ser una de las pocas mujeres que ocupan las posiciones de liderazgo en la gestión de su campo. En los escalones intermedios, hace ya tiempo que las mujeres son mayoría. En un informe elaborado por la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO) se observaba que en el 57,6% de los equipos médicos había más mujeres que hombres. Sin embargo, cuando se mira a las presidencias de las sociedades nacionales e internacionales de oncología, la mayoría están ocupadas por hombres, un 80% las primeras y un 77,7% las segundas.

En opinión de Garrido, este desequilibrio supone una pérdida de talento que, en algo tan relevante como la lucha contra el cáncer, se debe corregir. Ese es el objetivo de Women for Oncology, un grupo de la ESMO en el que la doctora participa. “Para empezar, estamos buscando los números, porque hay que pasar de las percepciones a tener datos concretos. Es algo que pasa en todas las profesiones, pero por el número de mujeres que acceden a la universidad, el número de especialistas jóvenes y el perfil de género que tenemos ya tocaría que hubiese una mayor representación en los escalones superiores”, explica.

Pregunta. Entonces, solo el paso del tiempo no va a llevarnos de una forma natural a una igualdad en esos puestos de responsabilidad.

Hay que concienciar a los varones para que no piensen que no hay ningún problema porque sí que lo hay

Respuesta. Una de las cosas que se han hecho este año es analizar si la evolución temporal indica que es todo una cuestión de tiempo, porque es una de las cosas que nos dicen. Pero no es así. El porcentaje se mantiene muy similar. El número de socias de ESMO mujeres, era del 20% en el año 2000 y del 40% en el 2016. Dentro de poco va a haber más socias mujeres porque son mujeres las que más estudian Medicina. En puestos de responsabilidad hay muy pocas mujeres y no se avanza. Si fuese una cuestión de madurez, porque no había gente con la edad suficiente para alcanzar esas posiciones, desde el año 2004 esto debería haber cambiado. Si te vas a presidentes de sociedades de oncología a nivel nacional, son solo un 20%.

En sociedades internacionales, Solange Peters será la segunda presidenta de ESMO [empezará en 2020]. En SEOM, Ruth Vera será la segunda mujer y empezará ahora. Para mí esto significa que se está perdiendo la oportunidad de aprovechar un 50% del talento. Creo que no es una cuestión de género.

Otro aspecto interesante sobre el que hay que trabajar son las percepciones. Además de buscar datos, ESMO hizo una encuesta que ha repetido varias veces preguntando si el género tiene algún impacto en tu carrera. Los hombres dicen que no hay impacto y las mujeres que sí. No se percibe que exista un problema y si no reconoces que es una situación que debe cambiarse, vas a hacer poco. Así que tenemos que presentar datos, para luego analizar las percepciones y ver cómo mejorar.

Las barreras principales para progresar en la carrera, tanto para hombres como para mujeres, tienen que ver con el equilibrio entre vida personal y trabajo. Pero luego hay otras facetas que sí son diferentes. El sesgo inconsciente a la hora de juzgar los méritos, por un lado, y luego algo que se repite: la mujer suele tener menos autoestima, piensa que no está capacitada. No se lanza a posiciones de visibilidad que le permita ser elegida porque cree que no tiene mérito suficiente.

Esto se ve en cualquier ámbito, no solo en medicina. Hay que trabajar con jóvenes profesionales, con herramientas que les hagan darse cuenta de que tienen las mismas capacidades que los varones. En las mismas condiciones, el varón va a pelear la posición y la mujer es más frecuente que piense que no es su turno o no está capacitada. Son cosas en las que ESMO también se quiere focalizar. Hay que promover carreras y tomarse muy en serio que hay que dar mayor visibilidad a mujeres. Hay pocas mujeres aún que son presidentes de mesas en los congresos y hay cosas que se pueden hacer al respecto. Cuando se vea el programa completo de un congreso, se debería pensar cuántos hombres y cuántas mujeres hay, porque igual puedes elegir entre dos o tres, que los tres son buenos, pero en el cómputo final hay más hombres.

P. ¿Encuentra diferencias de enfoque entre hombres y mujeres a la hora de tratar a los pacientes?

La mujer suele tener menos autoestima, piensa que no está capacitada

R. Sería interesante tener la perspectiva del paciente, porque tradicionalmente ha habido más mujeres que se han dedicado a mama, ginecológico… En el mundo de la cirugía pediátrica, por ejemplo, se ha integrado muy bien una mujer, pero en otros ámbitos no es tan habitual la figura femenina. Sería importante saber si al paciente le da igual o no que su médico sea hombre o mujer, si depende de la enfermedad… Esos datos no los conocemos.

Otra cosa que se trabaja es si la aproximación, generalizando, es distinta entre hombres y mujeres, si las mujeres tienen una aproximación más compasiva, más desde el lado humano. Yo no lo creo. Creo que depende de la persona o de su empatía, no tiene que ver con el género, pero también he visto algunas publicaciones en esa línea. Creo que no se trata de reproducir modelos sino de que los mejores estén donde tienen que estar y que no haya sesgos para que mujeres capacitadas tengan la posibilidad de pelear posiciones con los mismos méritos que los hombres. Estaría bien que en España, en el conjunto de sociedades científicas, se hiciese el análisis mirando cuántas mujeres son presidentas, de comisiones nacionales, cuántas son catedráticas… Como sociedad tenemos mucho que hacer.

Solo el 20% de los presidentes de sociedades nacionales son mujeres

P. ¿Existe el mismo interés entre hombres y mujeres por llegar a los puestos de máxima responsabilidad?

R. Hay mucha discusión sobre si las mujeres tienen o no interés por llegar a determinadas posiciones, que igual muchas piensan que no compensa un esfuerzo tan desproporcionado. Lo que yo creo es que hay pocas mujeres en muchos de los foros donde se toman decisiones importantes y que esto hay que aumentarlo.

P. Hay estudios que dicen que esa falta de autoestima en las mujeres empieza muy pronto, mucho antes de la universidad.

R. A mí me gustaría empezar a trabajarlo desde la universidad. En la carrera de Medicina hay un porcentaje altísimo de mujeres y son mayoría entre las residencias de los hospitales. Desde el currículo universitario deberíamos concienciar a ambos sexos para luchar contra sesgos inconscientes. Creo que introducir la perspectiva de género es fundamental para que luego no haya estos problemas, una perspectiva de género desde la vertiente más amplia, para que las mujeres sepan que tienen las mismas capacidades, y que los varones no piensen que no hay ningún problema porque sí que lo hay.

#PONTEpilas

Sobre Orly Aguache

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

psuv-fidel-ernesto-vasavatars-000130139081-7f1ari-t500x500TVes_logotelesurLOGO2AVN_400x400logo yvke mundial_1Logo-COvivetv2003iguana
BANDA ARRIBA